Del Diario de Guerra del RI Mec 7 “Cnl Conde” (Parte 2)

 

  1. B. Análisis descriptivo de los hechos ocurridos desde el 14 de abril de 1982 hasta el 10 de junio de 1982.

 a. Arribo a Malvinas del RI Mec 7

Embarcados en el Tango 01 que no tenía los asientos VIP colocados y que estaba convertido en un enorme galpón, no recuerdo cuantos embarcamos pero sí que éramos como 200 los que partimos hacia Rio Gallegos justo a las 00.04 hs del día 14 de abril de 1982 y llegamos exactamente a las 03.04 hs del 14.

Casi sin darnos cuenta estábamos en medio de un viento frío que soplaba desde el oeste y que penetraba por las partes del uniforme de combate no cubiertas por el a partir de entonces “duvet malvinero”, si no hubiésemos tenido puesta esta prenda no nos habría ido muy bien en nuestro debut patagónico, luego fuimos a los lugares de embarque del público en general donde nos esperaba un jarro de mate cocido y un pan.

A las 04.40 hs ya estábamos cómodamente instalados en un C-130 Hércules de la FAA 130 hombres con equipo y armamento, incluso armas pesadas, que nos llevó a pisar suelo malvinense a las 06.00 hs, cuanta emoción nos embargó entonces.

Al arribar nadie nos esperaba y nuestra entrada fue en medio de un gigantesco caos que era el pequeño aeropuerto de Puerto Argentino, estibas de munición, cajas con equipo técnico, cohetes, vehículos que marchaban de un lado al otro y nosotros, la 1ª columna en llegar, estacionada con los bolsones de mano (la unidad carecía de mochilas de infantería) esperamos al Jefe de Regimiento que se había agenciado la forma de llegar hasta el pueblo situado según veíamos a unos 8 km al oeste. También se veía hacia el oeste avanzar una tormenta de invierno, es decir nubes bajas, llovizna y escarchilla.

Nuestras previsiones respecto al ataque climático que nos agredió de inmediato fueron totalmente insuficientes y nos empapó durante las 12 hs que caminamos con el bolsón porta equipo de unos 25 kg y la munición 7,62 en los cargadores de FAL y FAP y también por los valijines de munición para ametralladora o los de munición de mortero 81 mm al hombro porque el poncho solo servía de bufanda por el viento en contra que nos tiraba hacia atrás.

No dejó d impresionarme vivamente los impactos de morteros y otras armas que pudimos comprobar al ingresar al pueblo donde se había combatido el 2 de abril y sin poder evitarlo comprendimos la magnitud de los acontecimientos que nos envolvían inexorablemente.

Nuestro Punto Terminal de Marcha resultó ser una escuela en construcción que se encontraba justo al sudeste del cuartel de los Royal Marines  que habían estado estacionados en Moody Brook, del otro lado de Puerto Argentino.

Para tener en cuenta las exigencias de la marcha y las consecuencias de la lluvia y la escarchilla recibida por la columna a pié, la ropa mojada en esa jornada, no pude usarla nunca más porque nunca más se secó a pesar de mis esfuerzos.

Hacia el oeste, norte y noroeste unas alturas se extendían descendiendo hacia el este.

Dos días después llegó la última parte del regimiento debido a que los vuelos se habían demorado por el mal tiempo, mientras tanto el problema en esos dos días se redujo a como darles de comer y donde acantonar las tropas que llegaban ya que no teníamos cocinas de campaña ni raciones de combate individuales.

acantonamiento

Aunque lo intentamos, fue imposible cocinar en tambores de 200 lts que habían contenido JP1 (combustible para helicópteros), solo pudimos comer una comida de mediana calidad  porque se nos agregó una cocina de campaña de otro regimiento, eso significó que hasta el 15 de mayo aproximadamente toda la Unidad, desde l Jefe hasta el último soldado comiera una sola vez por día.

b. Ocupación de las posiciones defensivas – Vigilia hasta el 1º de mayo

La llegada del buque de trasporte “Formosa” si bien nos restituyó nuestras propias cocinas de campaña, no se pudo hacer mucho para llenar las ollas debido a la carencia de agua potable y a la escases de leña en cuanto se terminaron las pocas garrafas disponibles.

La Jefatura de la Unidad y la Plana Mayor debió planificar su Plan de Operaciones en una carta topográfica fotocopiada y en base a la información básica entregada por el Comando de la Brigada X.

2014-04-18-1344

Sector general al oeste de Puerto Argentino

límites

Límite del sector de responsabilidad del RI Mec 7, al sur del sector limita con la Compañía B del RI 6 y con el BIM 5

SUBSECTORES

El sector de responsabilidad del RI 7 se denominó PLATA y se subdividió en subsectores

características del terreno

distancias

Distancias del sector de responsabilidad

El día 16 se realiza una exposición del Jefe de Regimiento, asistido por el 2º Jefe y la Plana Mayor donde se explica la operación pensada por el Regimiento, sobre el terreno y en la zona  donde se había ordenado ocupar posiciones.

anexo 3

referencias anexo 3

características anexo 3

Concretamente el concepto de la operación era defender la posición con frente hacia el norte, con un punto fuerte situado en Monte Longdon, sobre el flanco oeste, con la Compañía de Infantería B reforzada con armas pesadas y a cargo del 2º Jefe de Regimiento.

Destacar la Compañía de Infantería A en un frente sobreextendido en las alturas al sur del Murrell River.

Colocar la Compañía de Infantería C sobre la dorsal Monte Longdon – Wireless Ridge inmeditamente detrás de la Ca B como reserva del Regimiento y con los 3 probables empleos que se detallan.

Es importante destacar que el Oficial de Inteligencia de la Unidad, luego de detallada lectura de la información de inteligencia proporcionada por el Comando de Brigada en su orden de defensa marca como más probable lugar de desembarco el Estrecho de San Carlos (como luego ocurriría) cuya distancia desde nuestra posición apreciada era de 80 km. (Algo menos que la distancia entre la ciudad de Campana y la ciudad de Buenos Aires) y desde donde él creía que vendría el enemigo, dirección general desde el oeste-noroeste.

El curso de acción propuesto por el J RI 7 el 15 de abril de 1982, fue rechazado por el Comandante de Brigada. Este ordenó que todas las subunidades del Regimiento fueran redistribuidas sobre el perímetro defensivo, incluida la Ca C que estaba de reserva.

16 abril

referencias día 16

caracteristicas 16 abril

avanzada de combate

posición adelantada

CPC

Este concepto del comando superior, es el que prevaleció durante toda la campaña, impone al Regimiento realizar una defensa en amplio frente y sobreextendida y casi sin reserva. Esta condiciona a la Unidad a cubrir vastos espacios de terreno con obstáculos y/o fuego.

El obstáculo para que sirva debe ser cubierto por el fuego.

Respecto a los obstáculos, la situación fue la siguiente: No existían obstáculos naturales, salvo la lengua de mar que penetra desde el este (unos 8 km). Los campos minados solo fueron en realidad unas líneas de minas antipersonales y en los vados o lugares de mejor transitabilidad, algunas minas antitanques.

La diferencia entre líneas de minas y campo minado es geométrica en razón de la enorme cantidad de artefactos que se necesita para un campo minado, que en realidad se conforma por sucesivas líneas de minas, de difícil transporte por su peso y por la imposibilidad de llevarlas en vehículos.

Respecto al fuego de las armas, la condición de eficacia es “la observación”, si no puedo ver el blanco es inútil tener alcance mayor, y la eficiencia está dada por el alcance.

La unidad tenía en servicio un radar Rasit de Infantería, que era un pequeño radar portátil de efecto doppler para vigilancia terrestre, utilizado desde los años ochenta para detectar blancos móviles terrestres y aéreos de baja altura, a los que además discrimina y clasifica por su velocidad radial y su sonido característico.

Hasta el 25 de mayo aproximadamente contaba con solo 3 visores nocturnos de luz residual anticuados que necesitaban para funcionar baterías de 2,5 V medianas, que eran imposibles de obtener y totalmente inoperantes durante las noches de niebla cerrada como era habitual aunque el cielo estuviera limpio.

Por solo hacer un malabarismo numérico debemos decir que si el Regimiento en base al personal efectivo total que contaba (846 hombres) Jefe incluído, los colocaba uno al lado del otro separados 10 metros entre sí, solo hubiera podido cubrir una parte del perímetro defensivo de 8460 mts sobre un total de 14500 metros de frente asignado para la defensa que le correspondía.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s