Organización del RI Mec 3 “General Belgrano” en Malvinas

Organización del RI Mec 3

Imagen | Publicado en de | Deja un comentario

Resistencia de las fuerzas argentinas en la batalla terrestre:

Las acciones aeronavales propias, realizadas durante el mes de mayo, procuraron de no ser posible impedir, por lo menos demorar el accionar del cerco estratégico, y consiguiente asedio británico.

El ataque de la aviación naval y hundimiento del Atlantic Conveyor el 25 de mayo, por ejemplo, constituyó una importante perturbación y demora a los planes británicos.

El ataque aéreo conjunto (Super Etendar de la Aviación Naval y A-4C de la FAA), realizado por iniciativa del Comando de la Fuerza Aérea Sur (FAS) el 30 de mayo, de haberse ejecutado 15 días antes, podría haber afectado la superioridad aérea enemiga e influenciado la situación en la zona de combate Malvinas.

Caben aquí 2 consideraciones:

1)      Esta operación fue un ejemplo de valor y d destreza de los participantes, y la Nación les debe una distinción especial a los 2 pilotos caídos, los señores oficiales Vázquez y Castillo.

2)      El error, de no asignar la masa del poder aéreo al Comando del TOAS, pudo ser la causa de que esta y otras operaciones no se realizaran de la manera más adecuada y en oportunidad.

Este tipo de operaciones (conjuntas, y en la medida de lo posible masivas y/o continuadas) deberían haber sido pensadas, planeadas y ejecutada a partir del 1º de mayo. El 30 de mayo, con la masa de los medios terrestres británicos operando en la Isla Soledad, ya era tarde.

operaciones conjuntas

También, las acciones de los efectivos terrestres y aéreos en Darwin – Pradera de Ganso, y posteriormente, la intensa acción de nuestras patrullas de Comandos al oeste de la posición defensiva de Puerto Argentino, obstaculizaron y demoraron, en cierta medida, la aproximación y preparación de los británicos para el ataque final. Otro tanto puede decirse del ataque aéreo del 8 de junio, sobre los buques enemigos en Bahía Agradable.

El Ejército Argentino, básicamente instruido a lo largo de muchos años para realizar operaciones ofensivas, no pudo realizarlas durante la guerra. Ni siquiera pudo llevar a cabo, aquellas que resultan factibles en una situación primariamente defensiva como ser ataques con objetivo limitado seguidos de una acción retardante hacia las propias posiciones o ataques de desarticulación.

ataque con objetivo limitado

acción retardante

ataque de desarticulación

También, como ya he publicado, debieron descartarse, por irrealizables, acciones ofensivas sobre la cabeza de playa británica en San Carlos o durante el ataque aéreo en Bahía Agradable.

Llegamos entonces a los combates finales de la batalla de Puerto Argentino, sobre los que trataré de aportar algunos elementos de juicio estrictamente objetivos, con el objeto de arribar a un juicio de valor sobre el grado de resistencia ofrecida por el EA. Para ello me apoyaré en el siguiente cuadro:

tabla

referencias

Los indicadores del cuadro contienen datos objetivos y documentados. Sin embargo, las columnas referidas al “Poder de Combate Relativo”, si bien se basan en datos objetivos, como son los efectivos de infantería, las armas y equipos de que están dotados, apoyo de fuego, éstos se traducen finalmente, a números, 5 a 1 o 6 a 1, que no tienen un valor absoluto, por constituir una teorización. He tratado de realizar una apreciación esencialmente aferrada a los datos objetivos mencionados, con la finalidad de sustentar tangiblemente  mi opinión.

PCR

explicación PCR

Pero no podemos dejar de mencionar otros factores que acrecentaron notoriamente la relación desfavorable para nuestras tropas, tales como:

-          Mayor desgaste de nuestras tropas por acción del ambiente geográfico (20 días para los británicos y 55 para los argentinos).

-          Continuo fuego de hostigamiento británico desde el 1º de mayo.

-          Superior movilidad británica en el campo de combate, con incidencia en el apoyo logístico de la 1ª línea, desplazamiento de los medios de apoyo de fuego y reservas.

-          Superior nivel de instrucción británico, en particular para el combate nocturno, tradicionalmente practicado por ellos desde la 2ª Guerra Mundial.

Sobre estas bases, y en plena correspondencia con lo expresado a través  de diferentes artículos, creo firmemente que la significativa superioridad del Poder de Combate Relativo británico valoriza en alto grado la resistencia del EA y de los elementos de IM agregados, elevando estos hechos a la categoría de hazaña. Y esto está dicho con toda la sobriedad que corresponde a una evaluación militar.

10193x

Infante argentino, apuntador de MAG, durante el repliegue del 14 de junio a Puerto Argentino

10194

Madrugada del 14 de junio, tropas argentinas entrando a Puerto Argentino

10196

Aquí se puede apreciar el estado del personal del EA luego de los combates de la Batalla de Puerto Argentino

58371862731ff688bb59o

Personal británico junto a un blindado de exploración en Wireless Ridge

26850422335386809821323

Imagen de la maniobra ofensiva británica durante la batalla de Puerto Argentino

gunline03

En este esquicio se aprecia la distribución de misiones de apoyo de fuego naval británico en el sector de Puerto Argentino durante los días 1 y 2 de mayo

Conviene completar esta evaluación de la resistencia ofrecida por la defensa argentina, recurriendo a algunos hechos similares de la 2ª Guerra Mundial, sin pretender por ello, realizar una estricta comparación. Dicha comparación no sería válida como método de estudio de la historia militar, ya que como he señalado en otras oportunidades, cada hecho es singular e irrepetible.

Analicemos, por tal motivo, solamente el factor tiempo y espacio en la resistencia ofrecida por las posiciones defensivas, recordando que la posición de Puerto Argentino cedió entre 2,5 y 3 km en las primeras 12 horas después de iniciado el ataque terrestre final, totalizando para los 2 días subsiguientes, entre 6 y 9 km, oportunidad en que la defensa resultó quebrada y sobrevino la rendición.

En la batalla de Sedán del 13 al 15 de mayo de 1940, en el lugar de la ruptura, la infantería alemana inició, a las 16 hs, el ataque sobre la línea principal de la defensa francesa, a través del río Mosa y al llegar la noche, después de más o menos 6 horas de combate, había rechazado al defensor y establecido una penetración de 5 km de frente por 6 km de profundidad. En la mañana del 14 de mayo, atacaron los blindados alemanes, y la División 55 francesa (efectivos mayores  que la Agrupación de Puerto Argentino) que defendía este sector, cesó toda resistencia; un intento de contraataque fracasó, debido a la inferioridad aérea y escasa movilidad de la reserva.

Tomemos otro caso. En éste el atacante actuó con aplastante superioridad aérea y naval, tal como lo demostró el asalto anfibio sobre Normandía, el 6 de junio de 1944. En esta acción, las fuerzas alemanas, en posiciones defensivas fuertemente organizadas, al llegar la noche, es decir en medio día de combate, habían cedido entre 5 y 10 km de profundidad, y los contraataques alemanes no llegaron a concretarse, pues la acción aérea aliada los hacía prácticamente imposibles.

Veamos ahora la batalla del Alamein, librada desde el 23 de octubre al 3 de noviembre de 1942. En esta acción defensiva, el virtual corte del apoyo logístico de las fuerzas germano- italianas a través del Mediterráneo, por la total superioridad aérea británica, y la situación de inferioridad en cuanto a dotación de armas y medios de todo tipo, determinaron la derrota y así lo expresó Rommel en sus memorias: “las condiciones bajo las que mis valerosas tropas iniciaron el encuentro eran tan desastrosas que, prácticamente no existía esperanza alguna de victoria”. Pues bien, en este caso, los británicos atacaron de noche, y a la mañana siguiente, habían logrado una penetración de hasta 5 km de profundidad por unos 10 km de frente; en los 2 días subsiguientes la defensa llegó a ceder un total de 7 km.

Según se puede observar, tiempos y espacios resultan similares a los de la batalla de Puerto Argentino. Sin embargo, en el Alamein, las reservas alemanas, si bien estaban, al igual que en nuesto caso, en una situación de inferioridad aérea, tenían movilidad como para concretar, en oportunidad, sus contraataques, y el espacio disponible a retaguardia de la posición defensiva permitía desplazamientos y repliegues como para prolongar la resistencia.

En Puerto Argentino, el 14 de junio, no existía más espacio para maniobras o repliegues, y también la defensa estaba quebrada.

En conclusión, basado en todos los datos y ejemplos expuestos, considero que las fuerzas terrestres argentinas ofrecieron la máxima resistencia, y tal vez, aun más de la que se podía esperar, dada la situación que se vivió.

Publicado en Sin categoría | 2 comentarios

Rechazando pedido

Informo por este medio que a pesar de los pedidos recibidos, no he colaborado ni participado en actividades relacionadas con el Museo Malvinas sito en la ex – ESMA por considerar que al tener un trasfondo político, bastardea el sentido real de la gesta.

img102

Publicado en Sin categoría | 3 comentarios

2 de abril: Día del Veterano de Guerra y de los caidos en Malvinas

JALONES:

Entre las explosiones y las balas

arranques de valor eran tus gestos.

Retabas a la muerte en los combates

Y te encontró la muerte combatiendo!.

Y de bruces caído para siempre,

con los brazos de par en par abiertos

parecías besar las islas nuestras

que presentías se te estaban yendo.

Y así quedaste, gladiador quebrado,

sobre el erial del aterido predio…

con lágrimas de Dios en la llovizna

con réquiem de clarines en el viento.

No pudiste volver, como soñabas

con un puñado del terruño nuestro

pero lograste concretar la gloria

de jalonarlo con tus propios huesos!

 

El filo desgastado de tu pala

fue buril en las lomas y en los cerros;

allá quedó tu posición, marcando

con tatuajes profundos los repechos;

tu fusil, al tirar, dejó tu firma

sobre el duro talud del parapeto;

los vados, con las huellas de tu paso

que el frio congeló, tienen tu sello;

la tierra que sorbió tu sangre joven

es de la raza de su propio dueño!

y avarienta retiene tus despojos

reliquias frescas del fatal asedio!

Las nevadas platean tu descanso…

la quietud acompaña tu silencio…

pero la guerra sigue, camarada,

sin cañones, sin pólvora, sin término!

 

 

Pues tu misión perdura bajo tierra

más allá de las armas y del tiempo;

más allá de los íntimos crespones

con que el dolor acuna sus recuerdos;

más allá de la pena de tus padres;

más allá de sus llantos y sus rezos,

con esos hitos del deber, que siguen

sin rendirse, plantados en sus puestos;

jalones inmutables que no ceden;

centinelas helados, esqueléticos

que con su voz admonitoria gritan

el mandato que surge de tu ejemplo!

¿Algún día pondremos a tus plantas

el pabellón del agresor, deshecho

y ha de ser tuya la victoria nuestra

que por los siglos, velará tus restos!

 

Ese día vendrá! Lo presentimos

igual que lo soñaron los abuelos;

lo reclaman la sangre derramada

y el honor de los bravos que cayeron!

Ese día vendrá! Lo proclamamos

con unción de terrible juramento

los que en el alma conservamos viva

la voluntad postrera de los muertos!

¡Voluntad que con túmulos jalona

las imborrables rutas del regreso!

¡Fuerza moral que salvará las Islas

con la ayuda divina del Eterno!

¡Guerrero de Malvinas que luchaste

tras agotar el último resuello;

desde lo más sagrado de su alma

la Patria te lo jura: ¡Volveremos!

 

Publicado en Sin categoría | Deja un comentario

Álbum de fotos Nº 78

Publicado en Sin categoría | Deja un comentario

Fotos de la Guerra de Malvinas: Álbum Nº 77

Publicado en Sin categoría | Deja un comentario

Álbum de fotos Nº 76

Publicado en Sin categoría | Deja un comentario