Del Diario de Guerra del RI Mec 7 “Cnl Conde” (Parte 3)

anexo 5

Este concepto del escalón superior nos hace pensar que el mismo aprecia que el ataque principal de los ingleses será un desembarco formal similar al efectuado en Normandía a pesar que en su propia apreciación de situación de Inteligencia determinaba que el desembarco principal sería realizado sobre el Estrecho de San Carlos, justamente situado en la dirección de la avenida de aproximación oeste – noroeste – valle del Moody o valle del Murrell.

Esta situación de concepto de la operación impuesto deja a la Unidad sin reserva, la que será reconstituida por la Sección Exploración a pié, unos 30 hombres con un oficial a cargo. La fuerte personalidad del Comandante de Brigada hizo imposible hasta el final una flexible comunicación entre ambas autoridades. La designación del Escuadrón de Exploración de Caballería Blindado a pié como reserva de la Brigada fue totalmente insuficiente para cubrir las necesidades reales como después ocurrió.

Posición de defensa del RI 7

Posición de defensa del RI 7

El resultado final del concepto de la operación impuesto determinó que las tropas fueran absorbidas por las enormes extensiones para todo tipo de apoyo, de fuego o logístico, de mantenimiento de la moral, abastecimientos y evacuaciones hasta para la distribución de la correspondencia y el abastecimiento de agua.

En toda la zona de responsabilidad del regimiento no existía obra de construcción alguna, ni pared ni muro, ni una alcantarilla, ni galpón, casa ni nada, lo único que había eran algunos alambrados que corrían normalmente de sur a norte y que pronto fueron leña para las cocinas y una línea de teléfono que estaba prohibido destruir.

No existían caminos de norte a sur y solo una huella un poco mejorada por la orilla norte del arroyo Moody hasta las proximidades del Monte Longdon.

as posiciones de defensa debieron ser cavadas con las palas articuladas provistas, totalmente inservibles e inútiles para hacerlo en la parte inferior de los pozos constituidos por arcilla dura.

Personal de soldados del RI 7 en la dorsal de Wireless Ridge

Personal de soldados del RI 7 en la dorsal de Wireless Ridge

El Puesto Comando del JR tenía la altura de 1,20 mts, armado sobre el suelo, contra un afloramiento de piedra, con techo de lona de carpa y de 2 planchas de vidrio obtenidas del invernadero de los Royal Marines por el oficial Coordinador de Apoyo de Fuego de Artillería (CAF).

A partir de mediados de mayo todos nosotros que vivíamos al norte de la dorsal de Wireless Ridge éramos conocidos con el mote despectivo de “Los mutantes”.

Aproximadamente a mediados de mayo son provistas las latas de alcohol gelatina para las cocinas de campaña, las que prepararon desde entonces dos comidas en caliente, es decir un plato de comida alrededor del mediodía y otro al anochecer. Pero siempre limitados por la obtención de agua potable.

Luego del arribo del buque “Formosa”, fue necesario transportar la munición desde Puerto Argentino a Moody Brook y desde allí hasta las posiciones a brazo (el promedio de peso de cada cajón se debe estimar en alrededor de 50 kg) y así se llevaron también en largas columnas de portadores formadas por oficiales, suboficiales y soldados, la munición de morteros pesados, medianos y cañones sin retroceso, además de las minas antipersonal y antitanque.

Esto permitió realizar un día la comprobación de funcionamiento de todo el armamento liviano y pesado, incluidos los cañones sin retroceso, cuya munición estaba fuera de servicio por la inoperabilidad de sus portacebos.

Aquí se puso en evidencia la creatividad del personal de cuadros del Regimiento. La solución vino de extraer con el sable bayoneta los fulminantes de los cartuchos de escopeta antimotines abandonada por los ingleses, rearmar los portacebos y ensalerar nuevamente los tiros de cañón 105. lo que permitió usar eficazmente estas armas. El resto de las armas inspeccionadas por el mecánico armero estaban sin novedad.

Soldados del RI 7 en Monte Longdon

Soldados del RI 7 en Monte Longdon

Los suboficiales mecánicos motoristas para esta fecha logran hacer andar un tractor con ruedas de goma macizas y fue destinado a llevar abastecimiento a las Compañías A y C pero desgraciadamente al 2º o 3er viaje, se hundió y fue tragado por la turba.

Personal de RI 7 en el sector de Wireless Ridge

Personal de RI 7 en el sector de Wireless Ridge

Publicado en Sin categoría | Deja un comentario

Del Diario de Guerra del RI Mec 7 “Cnl Conde” (Parte 2)

 

  1. B. Análisis descriptivo de los hechos ocurridos desde el 14 de abril de 1982 hasta el 10 de junio de 1982.

 a. Arribo a Malvinas del RI Mec 7

Embarcados en el Tango 01 que no tenía los asientos VIP colocados y que estaba convertido en un enorme galpón, no recuerdo cuantos embarcamos pero sí que éramos como 200 los que partimos hacia Rio Gallegos justo a las 00.04 hs del día 14 de abril de 1982 y llegamos exactamente a las 03.04 hs del 14.

Casi sin darnos cuenta estábamos en medio de un viento frío que soplaba desde el oeste y que penetraba por las partes del uniforme de combate no cubiertas por el a partir de entonces “duvet malvinero”, si no hubiésemos tenido puesta esta prenda no nos habría ido muy bien en nuestro debut patagónico, luego fuimos a los lugares de embarque del público en general donde nos esperaba un jarro de mate cocido y un pan.

A las 04.40 hs ya estábamos cómodamente instalados en un C-130 Hércules de la FAA 130 hombres con equipo y armamento, incluso armas pesadas, que nos llevó a pisar suelo malvinense a las 06.00 hs, cuanta emoción nos embargó entonces.

Al arribar nadie nos esperaba y nuestra entrada fue en medio de un gigantesco caos que era el pequeño aeropuerto de Puerto Argentino, estibas de munición, cajas con equipo técnico, cohetes, vehículos que marchaban de un lado al otro y nosotros, la 1ª columna en llegar, estacionada con los bolsones de mano (la unidad carecía de mochilas de infantería) esperamos al Jefe de Regimiento que se había agenciado la forma de llegar hasta el pueblo situado según veíamos a unos 8 km al oeste. También se veía hacia el oeste avanzar una tormenta de invierno, es decir nubes bajas, llovizna y escarchilla.

Nuestras previsiones respecto al ataque climático que nos agredió de inmediato fueron totalmente insuficientes y nos empapó durante las 12 hs que caminamos con el bolsón porta equipo de unos 25 kg y la munición 7,62 en los cargadores de FAL y FAP y también por los valijines de munición para ametralladora o los de munición de mortero 81 mm al hombro porque el poncho solo servía de bufanda por el viento en contra que nos tiraba hacia atrás.

No dejó d impresionarme vivamente los impactos de morteros y otras armas que pudimos comprobar al ingresar al pueblo donde se había combatido el 2 de abril y sin poder evitarlo comprendimos la magnitud de los acontecimientos que nos envolvían inexorablemente.

Nuestro Punto Terminal de Marcha resultó ser una escuela en construcción que se encontraba justo al sudeste del cuartel de los Royal Marines  que habían estado estacionados en Moody Brook, del otro lado de Puerto Argentino.

Para tener en cuenta las exigencias de la marcha y las consecuencias de la lluvia y la escarchilla recibida por la columna a pié, la ropa mojada en esa jornada, no pude usarla nunca más porque nunca más se secó a pesar de mis esfuerzos.

Hacia el oeste, norte y noroeste unas alturas se extendían descendiendo hacia el este.

Dos días después llegó la última parte del regimiento debido a que los vuelos se habían demorado por el mal tiempo, mientras tanto el problema en esos dos días se redujo a como darles de comer y donde acantonar las tropas que llegaban ya que no teníamos cocinas de campaña ni raciones de combate individuales.

acantonamiento

Aunque lo intentamos, fue imposible cocinar en tambores de 200 lts que habían contenido JP1 (combustible para helicópteros), solo pudimos comer una comida de mediana calidad  porque se nos agregó una cocina de campaña de otro regimiento, eso significó que hasta el 15 de mayo aproximadamente toda la Unidad, desde l Jefe hasta el último soldado comiera una sola vez por día.

b. Ocupación de las posiciones defensivas – Vigilia hasta el 1º de mayo

La llegada del buque de trasporte “Formosa” si bien nos restituyó nuestras propias cocinas de campaña, no se pudo hacer mucho para llenar las ollas debido a la carencia de agua potable y a la escases de leña en cuanto se terminaron las pocas garrafas disponibles.

La Jefatura de la Unidad y la Plana Mayor debió planificar su Plan de Operaciones en una carta topográfica fotocopiada y en base a la información básica entregada por el Comando de la Brigada X.

2014-04-18-1344

Sector general al oeste de Puerto Argentino

límites

Límite del sector de responsabilidad del RI Mec 7, al sur del sector limita con la Compañía B del RI 6 y con el BIM 5

SUBSECTORES

El sector de responsabilidad del RI 7 se denominó PLATA y se subdividió en subsectores

características del terreno

distancias

Distancias del sector de responsabilidad

El día 16 se realiza una exposición del Jefe de Regimiento, asistido por el 2º Jefe y la Plana Mayor donde se explica la operación pensada por el Regimiento, sobre el terreno y en la zona  donde se había ordenado ocupar posiciones.

anexo 3

referencias anexo 3

características anexo 3

Concretamente el concepto de la operación era defender la posición con frente hacia el norte, con un punto fuerte situado en Monte Longdon, sobre el flanco oeste, con la Compañía de Infantería B reforzada con armas pesadas y a cargo del 2º Jefe de Regimiento.

Destacar la Compañía de Infantería A en un frente sobreextendido en las alturas al sur del Murrell River.

Colocar la Compañía de Infantería C sobre la dorsal Monte Longdon – Wireless Ridge inmeditamente detrás de la Ca B como reserva del Regimiento y con los 3 probables empleos que se detallan.

Es importante destacar que el Oficial de Inteligencia de la Unidad, luego de detallada lectura de la información de inteligencia proporcionada por el Comando de Brigada en su orden de defensa marca como más probable lugar de desembarco el Estrecho de San Carlos (como luego ocurriría) cuya distancia desde nuestra posición apreciada era de 80 km. (Algo menos que la distancia entre la ciudad de Campana y la ciudad de Buenos Aires) y desde donde él creía que vendría el enemigo, dirección general desde el oeste-noroeste.

El curso de acción propuesto por el J RI 7 el 15 de abril de 1982, fue rechazado por el Comandante de Brigada. Este ordenó que todas las subunidades del Regimiento fueran redistribuidas sobre el perímetro defensivo, incluida la Ca C que estaba de reserva.

16 abril

referencias día 16

caracteristicas 16 abril

avanzada de combate

posición adelantada

CPC

Este concepto del comando superior, es el que prevaleció durante toda la campaña, impone al Regimiento realizar una defensa en amplio frente y sobreextendida y casi sin reserva. Esta condiciona a la Unidad a cubrir vastos espacios de terreno con obstáculos y/o fuego.

El obstáculo para que sirva debe ser cubierto por el fuego.

Respecto a los obstáculos, la situación fue la siguiente: No existían obstáculos naturales, salvo la lengua de mar que penetra desde el este (unos 8 km). Los campos minados solo fueron en realidad unas líneas de minas antipersonales y en los vados o lugares de mejor transitabilidad, algunas minas antitanques.

La diferencia entre líneas de minas y campo minado es geométrica en razón de la enorme cantidad de artefactos que se necesita para un campo minado, que en realidad se conforma por sucesivas líneas de minas, de difícil transporte por su peso y por la imposibilidad de llevarlas en vehículos.

Respecto al fuego de las armas, la condición de eficacia es “la observación”, si no puedo ver el blanco es inútil tener alcance mayor, y la eficiencia está dada por el alcance.

La unidad tenía en servicio un radar Rasit de Infantería, que era un pequeño radar portátil de efecto doppler para vigilancia terrestre, utilizado desde los años ochenta para detectar blancos móviles terrestres y aéreos de baja altura, a los que además discrimina y clasifica por su velocidad radial y su sonido característico.

Hasta el 25 de mayo aproximadamente contaba con solo 3 visores nocturnos de luz residual anticuados que necesitaban para funcionar baterías de 2,5 V medianas, que eran imposibles de obtener y totalmente inoperantes durante las noches de niebla cerrada como era habitual aunque el cielo estuviera limpio.

Por solo hacer un malabarismo numérico debemos decir que si el Regimiento en base al personal efectivo total que contaba (846 hombres) Jefe incluído, los colocaba uno al lado del otro separados 10 metros entre sí, solo hubiera podido cubrir una parte del perímetro defensivo de 8460 mts sobre un total de 14500 metros de frente asignado para la defensa que le correspondía.

Publicado en Sin categoría | Deja un comentario

Del Diario de Guerra del RI Mec 7 “Cnl Conde” (Parte 1)

“La vigilia de nuestro héroes y mártires nos obliga a la verdad”

                            Trabajo confeccionado por el Tcnl  (R) VGM  Don Raúl Eugenio DANERI y publicado en la Revista de la ESG Nº 580.

introducciónÍNDICE ESTRUCTURAL:

  1. Análisis descriptivo de los hechos ocurridos desde el 25 de marzo de 1982 hasta el 13 de abril de 1982.
  2. Análisis descriptivo de los hechos ocurridos desde el 14 de abril de 1982 hasta el 10 de junio de 1982.
  3. Análisis descriptivo de los hechos ocurridos desde el 11 de junio de 1982 hasta el 15 de junio de 1982.
  4. Síntesis – Conclusiones de los hechos ocurridos.

DESARROLLO:

  1. Análisis descriptivo de los hechos ocurridos desde el 25 de marzo de 1982 hasta el 13 de abril de 1982.

A fines del mes de marzo de 1982, la situación del RI Mec 7 sintéticamente fue la siguiente:

Al iniciar el año 1982 se hace cargo el nuevo Jefe de la Unidad en reemplazo del anterior Jefe, que había ocupado el puesto durante 1980/81.

También parte de los oficiales y suboficiales sufren la acción de pases internos y cambios de destino, los soldados conscriptos de la clase 1962 en cambio, habían sido licenciados en un 50 % del total hasta su baja prevista en un 100% para los últimos días del mes de abril de 1982.

A mitad del mes de marzo son incorporados 850 soldados de la clase 1963 que para el día 30 ya se encontraban realizando el Período Básico de Instrucción Militar en los bosques de la localidad de Ezeiza (a unos 70 km de la ciudad de La Plata). En ese lugar, vivaqueaban todos los miembros de la Jefatura de la Unidad (Jefe, 2º Jefe y Plana Mayor menos el Oficial de Personal (S-1)) y todos los oficiales y suboficiales de las Compañías de Infantería junto a un núcleo de soldados auxiliares logísticos y de instrucción pertenecientes a la clase 1962.

Como era norma común, la nueva clase de soldados conscriptos había sido equipada al completo con todo el vestuario nuevo y armamento que por dotación le correspondía. Los nuevos reclutas incorporados a esa fecha no estaban en condiciones de cumplir con ninguna actividad militar por no haber ni siquiera rendido la primera condición de tiro. Debido a todo esto el esfuerzo logístico estaba direccionado a satisfacer las necesidades del llamado “Destacamento Ezeiza”.

298389_282297585219946_1916779959_n

Soldados del RI 7 durante los aprestos en el cuartel de La Plata antes de embarcar rumbo a Malvinas

En cambio, la seguridad del Cuartel en la ciudad de La Plata, estaba a cargo del llamado Escalón Defensa Local con capacidad operativa muy limitada a una Compañía de Infantería y a la Banda de Música de la Unidad.

El 90 % del armamento, fusiles y ametralladoras pesadas con su correspondiente dotación de accesorios y munición, estaban provistos a los nuevos reclutas que vivaqueaban en la localidad de Ezeiza.

Para l 30 de marzo el Escalón Defensa del Cuartel recibe la orden de preparar una Compañía de Infantería  contra disturbios con sus efectivos y mantenerla alojada en el cuartel de La Plata. El principal inconveniente fue retirar, agrupar y transportar este armamento desde Ezeiza a La Plata.

El 2 de abril el secreto de la operación Rosario que permitió la recuperación de las Islas Malvinas sorprende totalmente a toda la Unidad, a pesar de los conflictos previos ocurridos durante todo el verano en otras islas del Atlántico Sur por el desmantelamiento de instalaciones por parte de Gran Bretaña.

El 4 da abril, la Unidad recibe la orden de armar un Equipo de Combate formado por una Compañía de Infantería reforzado con armas pesadas (Morteros 120 mm) y marcha a La Tablada, Cuartel del Regimiento de Infantería Mecanizado 3 “Grl Belgrano” para formar parte de una Fuerza de Tarea (formada por una Unidad de Combate y una subunidad de otra arma, en este caso el Escuadrón de Exploración de Caballería Blindado 10) lo que significó nuevamente trasladar armas y pertrechos desde Ezeiza hasta La Plata, desarmar lo armado anteriormente y armar la nueva estructura de combate.

Esta situación trajo como consecuencia el debilitamiento de las redes de comando, pérdidas de material y desgaste del personal que debió ser enviado a La Tablada. Todo el personal de soldados empleado era de la clase 62, utilizándose casi todo el existente o sea un 70 % del 50 % que aún estaba bajo bandera.

Para el 8 de abril la Unidad sufre nuevamente un cambio en su organización a fin de conformar su propia Fuerza de Tareas La Plata.

302222_2748284633173_1587819727_n

Soldados del RI 7 abordo del Tango 01 rumbo a Río Gallegos

Esta orgánica tenía una misión poco clara para cumplir. “Responsabilidad sobre la seguridad del litoral bonaerense sobre el Río de la Plata” desde La Plata hasta Mar del Plata, por lo que debió replegar otra parte del armamento que se encontraba en Ezeiza y adoptar una versión motorizada para operar sobre la costa bonaerense de varios cientos de kilómetros.

Mientras Ezeiza continuaba vivaqueando el Regimiento de reclutas con menor cantidad de jefe, oficiales y suboficiales y con el consiguiente desgaste e incertidumbre que esto lleva.

En el viejo cuartel de La Plata, en esos días  se preparó la convocatoria del personal de soldados de la clase 62 que estaban de baja desde noviembre y diciembre de 1981 en previsión de imponderables situaciones.

El día 8 se realiza la movilización y el día 9 se completa nuevamente la Unidad según Cuadro de Organización normal a 3 Compañías de Infantería, una Comando y otra Servicio, desarmándose previamente las organizaciones anteriores y trasladando ahora el total del armamento desde Ezeiza.

cuadro de organización

Si bien el Regimiento 7 estaba completo en personal, se debió ajustar todos los puestos de combate y adecuar la logística que antes estaba direccionada a Ezeiza, que ahora debía ser al Regimiento movilizado. El cuadro orgánico se completó al 100 %, de los 12 jefes de Sección de las Compañías de Infantería que debían ser cubiertos por oficiales, 4 fueron cubiertos por suboficiales superiores, los soldados eran todos de la clase 62, con la excepción de 6 soldados incorporados con la clase 63 porque eran de otras clases, más viejos y con la particularidad de ser médicos, los que fueron asignados como refuerzo a la Sección Sanidad y de allí reasignados a las Compañías de Infantería.

388782_2242435114912_1901866384_n

Soldados de la clase 62, del RI 7, durante una instrucción en el año 1981

Alrededor del día 10 de abril la Unidad está en conocimiento que es muy probable que la Brigada Xma se traslade como refuerzo a las Islas Malvinas y por esa fecha se envía en secreto un Escalón Logístico Adelantado a órdenes del Jefe de Sección Arsenales que transportará las cocinas rodantes reformadas para ser usadas con gas en garrafa, la munición de todos los calibres de reserva de la Unidad y parte de equipos pesados, los que son embarcados en el buque “Formosa” de ELMA, el que parte al mar del sur.

Para el día 11 de abril, la Unidad cumple con todas las expectativas referidas a la movilización de la clase 62. Recordemos que para el simple acto de confeccionar el Rol de Combate de cada Compañía se utilizaban máquinas de escribir de toso tipo y modelo y que se hacía solo con 3 copias con papel carbónico, lo que demoraba horas de tipeo de los escribientes. Esto significa que lo virtual todavía no existía, que las radios transmitían en onda larga y onda corta, que la onda larga de día solo tenía alcance regional y era afectada por la emisión solar, que los teléfonos eran por cable y no habían nacido los celulares, no había GPS y que la TV era por aire solamente.

Para el día 12 ya existía la certeza de que el RI Mec 7 marcharía para el Teatro de Operaciones del Atlántico Sur junto a las otras unidades de la Brigada X que ya estaban siendo embarcadas mientras que otras ya habían partido.

El día martes 13 de abril, el RI Mec 7 recibe la orden de marchar a partir de las 20.00 hs por escalones hasta la localidad de El Palomar, asiento de la 1ª Brigada Aérea para embarcar por modo aéreo.

Sobre la hora de partida el regimiento recibe la provisión de la campera duvet de origen israelí, único elemento de abrigo apto para zona invernal con que contó para toda la campaña, ya que hasta los borceguíes eran livianos para tropa de llanura.

En el 1er escalón marchaba el Puesto Comando del regimiento y parte de la Compañía Comando y la columna de marcha estaba formada exclusivamente por colectivos civiles provistos por la Cámara de Transporte de La Plata.

1499585_538164019633300_1320372248_n

Aprestos del RI 7 en el cuartel de La Plata

Publicado en Sin categoría | Deja un comentario

Organización del RI Mec 3 “General Belgrano” en Malvinas

Organización del RI Mec 3

Imagen | Publicado en de | Deja un comentario

Resistencia de las fuerzas argentinas en la batalla terrestre:

Las acciones aeronavales propias, realizadas durante el mes de mayo, procuraron de no ser posible impedir, por lo menos demorar el accionar del cerco estratégico, y consiguiente asedio británico.

El ataque de la aviación naval y hundimiento del Atlantic Conveyor el 25 de mayo, por ejemplo, constituyó una importante perturbación y demora a los planes británicos.

El ataque aéreo conjunto (Super Etendar de la Aviación Naval y A-4C de la FAA), realizado por iniciativa del Comando de la Fuerza Aérea Sur (FAS) el 30 de mayo, de haberse ejecutado 15 días antes, podría haber afectado la superioridad aérea enemiga e influenciado la situación en la zona de combate Malvinas.

Caben aquí 2 consideraciones:

1)      Esta operación fue un ejemplo de valor y d destreza de los participantes, y la Nación les debe una distinción especial a los 2 pilotos caídos, los señores oficiales Vázquez y Castillo.

2)      El error, de no asignar la masa del poder aéreo al Comando del TOAS, pudo ser la causa de que esta y otras operaciones no se realizaran de la manera más adecuada y en oportunidad.

Este tipo de operaciones (conjuntas, y en la medida de lo posible masivas y/o continuadas) deberían haber sido pensadas, planeadas y ejecutada a partir del 1º de mayo. El 30 de mayo, con la masa de los medios terrestres británicos operando en la Isla Soledad, ya era tarde.

operaciones conjuntas

También, las acciones de los efectivos terrestres y aéreos en Darwin – Pradera de Ganso, y posteriormente, la intensa acción de nuestras patrullas de Comandos al oeste de la posición defensiva de Puerto Argentino, obstaculizaron y demoraron, en cierta medida, la aproximación y preparación de los británicos para el ataque final. Otro tanto puede decirse del ataque aéreo del 8 de junio, sobre los buques enemigos en Bahía Agradable.

El Ejército Argentino, básicamente instruido a lo largo de muchos años para realizar operaciones ofensivas, no pudo realizarlas durante la guerra. Ni siquiera pudo llevar a cabo, aquellas que resultan factibles en una situación primariamente defensiva como ser ataques con objetivo limitado seguidos de una acción retardante hacia las propias posiciones o ataques de desarticulación.

ataque con objetivo limitado

acción retardante

ataque de desarticulación

También, como ya he publicado, debieron descartarse, por irrealizables, acciones ofensivas sobre la cabeza de playa británica en San Carlos o durante el ataque aéreo en Bahía Agradable.

Llegamos entonces a los combates finales de la batalla de Puerto Argentino, sobre los que trataré de aportar algunos elementos de juicio estrictamente objetivos, con el objeto de arribar a un juicio de valor sobre el grado de resistencia ofrecida por el EA. Para ello me apoyaré en el siguiente cuadro:

tabla

referencias

Los indicadores del cuadro contienen datos objetivos y documentados. Sin embargo, las columnas referidas al “Poder de Combate Relativo”, si bien se basan en datos objetivos, como son los efectivos de infantería, las armas y equipos de que están dotados, apoyo de fuego, éstos se traducen finalmente, a números, 5 a 1 o 6 a 1, que no tienen un valor absoluto, por constituir una teorización. He tratado de realizar una apreciación esencialmente aferrada a los datos objetivos mencionados, con la finalidad de sustentar tangiblemente  mi opinión.

PCR

explicación PCR

Pero no podemos dejar de mencionar otros factores que acrecentaron notoriamente la relación desfavorable para nuestras tropas, tales como:

-          Mayor desgaste de nuestras tropas por acción del ambiente geográfico (20 días para los británicos y 55 para los argentinos).

-          Continuo fuego de hostigamiento británico desde el 1º de mayo.

-          Superior movilidad británica en el campo de combate, con incidencia en el apoyo logístico de la 1ª línea, desplazamiento de los medios de apoyo de fuego y reservas.

-          Superior nivel de instrucción británico, en particular para el combate nocturno, tradicionalmente practicado por ellos desde la 2ª Guerra Mundial.

Sobre estas bases, y en plena correspondencia con lo expresado a través  de diferentes artículos, creo firmemente que la significativa superioridad del Poder de Combate Relativo británico valoriza en alto grado la resistencia del EA y de los elementos de IM agregados, elevando estos hechos a la categoría de hazaña. Y esto está dicho con toda la sobriedad que corresponde a una evaluación militar.

10193x

Infante argentino, apuntador de MAG, durante el repliegue del 14 de junio a Puerto Argentino

10194

Madrugada del 14 de junio, tropas argentinas entrando a Puerto Argentino

10196

Aquí se puede apreciar el estado del personal del EA luego de los combates de la Batalla de Puerto Argentino

58371862731ff688bb59o

Personal británico junto a un blindado de exploración en Wireless Ridge

26850422335386809821323

Imagen de la maniobra ofensiva británica durante la batalla de Puerto Argentino

gunline03

En este esquicio se aprecia la distribución de misiones de apoyo de fuego naval británico en el sector de Puerto Argentino durante los días 1 y 2 de mayo

Conviene completar esta evaluación de la resistencia ofrecida por la defensa argentina, recurriendo a algunos hechos similares de la 2ª Guerra Mundial, sin pretender por ello, realizar una estricta comparación. Dicha comparación no sería válida como método de estudio de la historia militar, ya que como he señalado en otras oportunidades, cada hecho es singular e irrepetible.

Analicemos, por tal motivo, solamente el factor tiempo y espacio en la resistencia ofrecida por las posiciones defensivas, recordando que la posición de Puerto Argentino cedió entre 2,5 y 3 km en las primeras 12 horas después de iniciado el ataque terrestre final, totalizando para los 2 días subsiguientes, entre 6 y 9 km, oportunidad en que la defensa resultó quebrada y sobrevino la rendición.

En la batalla de Sedán del 13 al 15 de mayo de 1940, en el lugar de la ruptura, la infantería alemana inició, a las 16 hs, el ataque sobre la línea principal de la defensa francesa, a través del río Mosa y al llegar la noche, después de más o menos 6 horas de combate, había rechazado al defensor y establecido una penetración de 5 km de frente por 6 km de profundidad. En la mañana del 14 de mayo, atacaron los blindados alemanes, y la División 55 francesa (efectivos mayores  que la Agrupación de Puerto Argentino) que defendía este sector, cesó toda resistencia; un intento de contraataque fracasó, debido a la inferioridad aérea y escasa movilidad de la reserva.

Tomemos otro caso. En éste el atacante actuó con aplastante superioridad aérea y naval, tal como lo demostró el asalto anfibio sobre Normandía, el 6 de junio de 1944. En esta acción, las fuerzas alemanas, en posiciones defensivas fuertemente organizadas, al llegar la noche, es decir en medio día de combate, habían cedido entre 5 y 10 km de profundidad, y los contraataques alemanes no llegaron a concretarse, pues la acción aérea aliada los hacía prácticamente imposibles.

Veamos ahora la batalla del Alamein, librada desde el 23 de octubre al 3 de noviembre de 1942. En esta acción defensiva, el virtual corte del apoyo logístico de las fuerzas germano- italianas a través del Mediterráneo, por la total superioridad aérea británica, y la situación de inferioridad en cuanto a dotación de armas y medios de todo tipo, determinaron la derrota y así lo expresó Rommel en sus memorias: “las condiciones bajo las que mis valerosas tropas iniciaron el encuentro eran tan desastrosas que, prácticamente no existía esperanza alguna de victoria”. Pues bien, en este caso, los británicos atacaron de noche, y a la mañana siguiente, habían logrado una penetración de hasta 5 km de profundidad por unos 10 km de frente; en los 2 días subsiguientes la defensa llegó a ceder un total de 7 km.

Según se puede observar, tiempos y espacios resultan similares a los de la batalla de Puerto Argentino. Sin embargo, en el Alamein, las reservas alemanas, si bien estaban, al igual que en nuesto caso, en una situación de inferioridad aérea, tenían movilidad como para concretar, en oportunidad, sus contraataques, y el espacio disponible a retaguardia de la posición defensiva permitía desplazamientos y repliegues como para prolongar la resistencia.

En Puerto Argentino, el 14 de junio, no existía más espacio para maniobras o repliegues, y también la defensa estaba quebrada.

En conclusión, basado en todos los datos y ejemplos expuestos, considero que las fuerzas terrestres argentinas ofrecieron la máxima resistencia, y tal vez, aun más de la que se podía esperar, dada la situación que se vivió.

Publicado en Sin categoría | 2 comentarios

Rechazando pedido

Informo por este medio que a pesar de los pedidos recibidos, no he colaborado ni participado en actividades relacionadas con el Museo Malvinas sito en la ex – ESMA por considerar que al tener un trasfondo político, bastardea el sentido real de la gesta.

img102

Publicado en Sin categoría | 3 comentarios

2 de abril: Día del Veterano de Guerra y de los caidos en Malvinas

JALONES:

Entre las explosiones y las balas

arranques de valor eran tus gestos.

Retabas a la muerte en los combates

Y te encontró la muerte combatiendo!.

Y de bruces caído para siempre,

con los brazos de par en par abiertos

parecías besar las islas nuestras

que presentías se te estaban yendo.

Y así quedaste, gladiador quebrado,

sobre el erial del aterido predio…

con lágrimas de Dios en la llovizna

con réquiem de clarines en el viento.

No pudiste volver, como soñabas

con un puñado del terruño nuestro

pero lograste concretar la gloria

de jalonarlo con tus propios huesos!

 

El filo desgastado de tu pala

fue buril en las lomas y en los cerros;

allá quedó tu posición, marcando

con tatuajes profundos los repechos;

tu fusil, al tirar, dejó tu firma

sobre el duro talud del parapeto;

los vados, con las huellas de tu paso

que el frio congeló, tienen tu sello;

la tierra que sorbió tu sangre joven

es de la raza de su propio dueño!

y avarienta retiene tus despojos

reliquias frescas del fatal asedio!

Las nevadas platean tu descanso…

la quietud acompaña tu silencio…

pero la guerra sigue, camarada,

sin cañones, sin pólvora, sin término!

 

 

Pues tu misión perdura bajo tierra

más allá de las armas y del tiempo;

más allá de los íntimos crespones

con que el dolor acuna sus recuerdos;

más allá de la pena de tus padres;

más allá de sus llantos y sus rezos,

con esos hitos del deber, que siguen

sin rendirse, plantados en sus puestos;

jalones inmutables que no ceden;

centinelas helados, esqueléticos

que con su voz admonitoria gritan

el mandato que surge de tu ejemplo!

¿Algún día pondremos a tus plantas

el pabellón del agresor, deshecho

y ha de ser tuya la victoria nuestra

que por los siglos, velará tus restos!

 

Ese día vendrá! Lo presentimos

igual que lo soñaron los abuelos;

lo reclaman la sangre derramada

y el honor de los bravos que cayeron!

Ese día vendrá! Lo proclamamos

con unción de terrible juramento

los que en el alma conservamos viva

la voluntad postrera de los muertos!

¡Voluntad que con túmulos jalona

las imborrables rutas del regreso!

¡Fuerza moral que salvará las Islas

con la ayuda divina del Eterno!

¡Guerrero de Malvinas que luchaste

tras agotar el último resuello;

desde lo más sagrado de su alma

la Patria te lo jura: ¡Volveremos!

 

Publicado en Sin categoría | Deja un comentario